lunes, mayo 07, 2007

 

Sarkozy presidente

Sarkozy en la tele nada más conocer los resultados

Tras una dura campaña, un debate que finalmente no decidió nada (donde Ségolène se mostró mucho más agresiva que de costumbre y Sarkozy estuvo moderado y tranquilo como nunca lo ha estado), y un eterno día de elecciones donde solo los sondeos de la vecina Bélgica anticipaban el resultado final (hasta las 20:00 no se podían hacer públicos los sondeos en Francia), las predicciones y los sondeos se cumplieron con exactitud y Nicolas Sarkozy se proclamó Presidente de la República Francesa con un margen de un 6% aproximadamente sobre Ségolène Royal.

Fiesta pública en la Plaza de la Concordia (lugar previsto para la celebración por Sarkozy), privada en una discoteca en el Puente Alejandro III, y decepción y disturbios en la Plaza de la Bastilla, lugar tradicional de celebración para la izquierda francesa, donde grupos radicales de izquierda no supieron digerir la derrota y causaron incidentes (solo grupos aislados, ya que al mismo tiempo en la cercana Plaza de la República los seguidores moderados de Ségolène, que son la inmensa mayoría de sus votantes, mostraban su decepción de un modo ejemplar y pacífico).

En sus primeras intervenciones públicas tras los resultados, Ségolène emplazaba a Sarkozy a cumplir con sus promesas y avisaba "guerra" para las próximas elecciones legislativas, mientras en la televisión algunos de sus compañeros y rivales en las previas del partido socialista parecían intentar hacer leña del árbol caído criticando la estrategia e insinuando que la elección de Ségolène como candidata no era una elección acertada, mientras que por su parte un eufórico Sarkozy llamaba a la unidad de todos los franceses (la expresión "una sola Francia" fué repetida una y otra vez) y posteriormente en la fiesta de Concorde se soltaba junto a cantantes, artistas, deportistas y presentadores de televisión afines a sus ideas (en Francia, como en casi todo el mundo, hay artistas de izquierdas y de derechas que no son condenados por expresar sus ideas sean cuales quiera que sean).

Lo mejor de las elecciones, sin duda, como en la primera vuelta el alto índice de participación, lo peor, los incidentes (en París menos de lo previsto y prácticamente anecdóticos, aunque en ciudades como Toulousse, Lyon o Rennes fueron más graves). También destaca el buen "saber ganar" de los ganadores (constantes llamadas a la unidad y respeto por los derrotados) y el buen "saber perder" de los derrotados (tan solo Holland, jefe de campaña de Ségo y padre de sus hijos no parecía asumir el resultado con deportividad).

En cualquier caso comienza una nueva etapa para los franceses, una etapa que esperemos sirva para que se resuelvan los problemas de esta Francia y sobretodo donde se cumplan los compromisos previstos con el pueblo francés. Para el día 16 está prevista la toma del poder por parte de Sarkozy, y allí será cuando se conzca el nombre del primer ministro elegido por este, seguramente Borloo o Fillon, aunque puede que Sarkozy haga un guiño a las francesas elegiendo a una mujer, Alliot-Marie sería la elegida.

Por último la despedida a Chirac, un presidente que ha salido por la puerta de atrás pero con elegancia, sin hacer ruido, y cuya buena imagen sale intacta del Elíseo, una persona que cuenta con el respeto y el reconocimiento de toda la Francia, tanto la de izquierda como la de derechas.

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?