viernes, mayo 04, 2007

 

Restos de la vida cotidiana de un pasado no tan lejano


Paseando por París, como se ha señalado desde aquí muchas veces, uno debe tener los ojos bien abiertos para no perderse un solo detalle, sea un edificio curioso, una inscripción o placa que señala un hecho histórico o historia curiosa, o un elemento que en otra época formó parte de la vida cotidiana de París.
Un ejemplo de esto último es este "borne" de policía, y es que en otra época, sin cabinas telefónicas ni mucho menos teléfonos móviles, cuando había que avisar a la policía se acudía a estos bornes para dar el correspondiente aviso y que los agentes se desplazasen al lugar de los hechos a la mayor brevedad posible. Lo cierto es que no quedan muchos de estos bornes, y su diseño monocromo y aspecto de "pilote" que alberga elementos eléctricos para regular semáforos o líneas de teléfono, hace que no sean percibidos por la mayoría que pasan a su lado, pero haberlos los hay, tan solo hay que tener los ojos abiertos.

Etiquetas: , , , ,


Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?