domingo, abril 22, 2007

 

Record momentaneo de participación en las elecciones francesas

Hoy es un gran día para Francia, el día en el que los franceses deben elegir a los dos candidatos que se disputarán la segunda vuelta de las elecciones con el fin de convertirse en el nuevo Presidente de la República, un día que ya desde por la mañana parece ser todo una éxito en lo referente a la participación, y es que en apenas cuatro horas ya ha votado el 31 % de los electores en un país donde la abstención suele ser algo habitual.

¿las razones de este éxito de participación? pueden ser varias, pero pienso que gran parte de culpa tuvieron los disturbios de meses atrás, que han hecho que todas las fuerzas políticas hayan empujado y alentado a asociaciones y ciudadanos en general de las banlieus (afueras de las grandes ciudades) a participar en la vida política como forma de solucionar sus problemas (tradicionalmente en estas banlieus los porcentajes de abstención suelen ser enormes) y el hecho de que las elecciones de esta primera vuelta estén más abiertas que nunca, ya que si bien normalmente "se sabe" de antemano quien disputará la segunda ronda, en esta ocasión no sería ninguna sorpresa que Bayrou o Le Pen desbancansen a Ségolène Royal o incluso al favorito Nicolas Sarkozy.

Los principales favoritos y sus dos a priori alternativas son:

- Nicolas Sarkozy - Tan venerado como odiado en Francia, es el político sin duda con más fieles votantes en Francia. Si las elecciones se realizasen a una sola vuelta nadie duda que sería el próximo presidente de la República, si bien en una segunda ronda contra Ségolène la cosa estaría más diputada, ya que el voto de izquierdas se agruparía sin duda con el fin no de apoyar a Ségolène (criticada duramente desde distintos sectores de izquierda) sino con el de evitar que Sarkozy saliese elegido, algo que sin duda sería un duro golpe para todos los emigrantes irregulares presentes en Francia y todos aquellos que piensan instalarse aquí, ya que la regularización se haría de forma "selectiva", con unos criterios un tanto ambíguos y leyes contradictorias que podrían ocasionar que la regularización de inmigrantes, por mucho tiempo que estos llevasen en Francia fuese simplemente imposible.

- Ségolène Royal - Empezó con muchísima fuerza, fuerza que iría perdiendo poco a poco y que le llevaría a ser relegada en algunos sondeos por Bayrou, y es que desde que fue elegida candidata por el partido socialista no han parado de caerle palos desde donde menos los esperaba, la izquierda, e incluso desde dentro de su propio partido. En los últimos días desde su partido han intendado hacer ver al electorado de izquierdas que votar a cualquier otro candidato de la izquierda es desperdiciar el voto al no tener estos candidatos ninguna posibilidad de pasar a la siguiente ronda, por lo que esta dispersión del voto haría que "la fonal" la disputasen dos partidos de derechas. Si pasa esta primera ronda tendrá serias posibilidades sea quien sea su rival.

- Bayrou - Es la gran irrupción de estas elecciones. En un partido considerado de derechas, Bayrou se ha dado cuenta que poco tiene que hacer frente al populismo de Nicolas Sarkozy, por lo que ha dado un giro al centro introduciendo ideas de izquierda y de la derecha, y afirmando que su gobierno estaría formado por personas de ambas ideologías. Es seguramente el político que mejor ha jugado sus cartas, y eso le ha llevado a robarle muchos adeptos a Ségolène fundamentalmente, lo que le podría situar en una segunda ronda contra Sarkozy, en unas elecciones con un resultado incierto totalmente, ya que el disperso voto de la izquierda iría parar a este candidato, lo cual le haría más peligroso a "Sarko" que la propia "Ségo". En caso que esta hipotética segunda ronda la disputase contra cualquier otro candidato, Bayrou se convertiría, con una gran probabilidad, en el nuevo Presidente de la República.

- Le Pen - El terremoto que sacudió Francia hace unos años no se repetiría este año, y es que nadie considera hoy en día descabellado que Le Pen volviese a colarse en la segunda ronda. Con un discurso algo más moderado (increíble el trabajo de sus asesores de imagen) que antes, y con el apoyo incondicional de muchísimos franceses descontentos por la pérdida de la identidad nacional y el aumento de la inseguridad achacado a los inmigrantes y los descendientes de estos, Le Pen ha encontrado el caldo de cultivo perfecto para que sus ideas radicales y su don de gentes (este hombre es capaz de vender cubitos de hielo en el polo norte) sean tomados muy en serio por los demás candidatos, hasta el punto de que la propia Ségolène haya metido en su programa la obligatoreidad de que todos los franceses aprendan La Marsellesa y que en todos los hogares de Francia haya una bandera tricolor, lo cual muestra que todos los candidatos son conscientes que para los franceses es muy importante preservar la cultura tradicional francesa y los ideales clásicos de la República. Sus opciones en la segunda ronda serían nulas fuese quien fuese su rival en segunda ronda.

Etiquetas: , , , , , , ,


Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?